Post Image

Bread for the City es presentado con el Premio de Derechos Humanos de La Asociación de las Naciones Unidas del Área de la Capital Nacional (UNA-NCA) 2017

La Organización de las Naciones Unidas del Area Capital Nacional es parte de la Federación Mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Cada año, su premio de derechos humanos está presentado a líderes excelentes en la comunidad de derechos humanos. En 2017, Bread for the City ha merecido esta reconocimiento. El Director Ejecutivo de BFC, George A. Jones, habla de esta reconocimiento significante, y que sigue en el futuro de BFTC en su trabajo en el campo de derechos humanos.

¿Qué significa ganar este premio por la organización?

Siempre se siente feliz cuando tu trabajo gana reconocimiento. Una de las cosas más importantes sobre BFTC es el trabajo que estamos haciendo aquí en la capital nacional, un lugar icónico para mucha gente en todo el mundo. Un lugar que es visto como un emblema de justicia, y que representa a América. Sin embargo, todavía es un lugar donde disparidades grandes persisten. Por ese razón, hemos estado luchando la guerra contra pobreza por más que 40 años. Entonces, es importante que nuestro trabajo sea conocido, porque valida a nuestra causa y lo que representamos: la lucha contra la injusticia.

¿Por qué está trabajando BFTC en el campo de derechos humanos?

En una forma de pensar, todo que hacemos está relacionado con los derechos humanos; todo pertenece a los seres humanos que vienen a nuestras puertas. Vemos 5,000 familias cada mes, gente que viene a nosotros para muchos servicios que están dispuestos a atender a sus necesidades. Tenemos una práctica de cuidado de salud, despensa de alimentos, sala de ropa, abogados que se encargan de casos de alojamiento, abuso doméstico, y los beneficios públicos. Además, todos los trabajadores sociales están listos a ver a nuestros clientes con cualquier problema en frente de ellos. Todo eso, para mi, es sobre la búsqueda de justicia social para la gente en esta comunidad. Alojamiento, la seguridad de comer, acceso al cuidado de salud, todos son derechos humanos. BFTC ha sido campeón, activista y defensor para le gente que necesita esos derechos. Hemos tratado, de varias maneras, de crear una sociedad que da reconocimiento a esos derechos humanos para cualquier persona sin prejuicio.

¿Qué sigue para BFTC en el campo de derechos humanos?

Cualquier persona que ha ido a Washington DC en años recientes ha visto, como muchos lugares urbanos, que la gentrificación ha cambiado la composición de la ciudad. Pensamos que esto a creado una concentración de personas que viven en pobreza y cuyos derechos humanos no son respetados. La mayoría de esta gente viven en el cuadrante Sur-Este de la ciudad. Por este razón, estamos construyendo un centro nuevo: una facilidad de 30,000 pies cuadrados que esperamos cumplir en los próximos dos años. Este centro nuevo nos permitirá a tener más impacto en la comunidad, donde, como siempre, vamos a disponer comida, ropa, servicios médicos, sociales, legales, y también vamos a tener más espacio por el trabajo de abogacía que hacemos. Queremos que esta facilidad no solo sea un lugar donde la gente pueda venir a satisfacer sus necesidades básicas. También queremos que el centro nuevo sea visto como una guía, un lugar donde la gente pueda venir y trabajar en asociación con BFTC para crear más comunidades justas.

¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades de los SDGs con respecto a derechos humanos?

Cuando hablamos de estos 17 objetivos, doy cuenta de que son poderosos en términos de dirigirse a los principales desafíos mundiales, como la pobreza, hambre y salud… Pero, quiero ver el problema de disparidad racial enfrentado. Puede ser implícito cuando hablamos de la reducción de desigualdades, pero hasta cierto grado, tenemos que ser explícitos sobre el hecho de que muchas de las desigualdades que están en la lista de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ocurren a lo largo de líneas raciales. Esto ocurre aquí en Washington, DC, en los Estados Unidos, y en todo el mundo. Uno no necesita observar profundamente para encontrar que la gente de color sufren más en estas áreas, y pienso que necesitamos hablar explícitamente sobre esto. Necesitamos entender que parte de ser sostenible es eliminar cualquier tipo de desigualdad racial.

¿Qué consejo le darías a la gente joven, hoy en día, que quieren seguir con una carrera en activismo social y que quieren tener un impacto en el mundo?

Es tan importante que todos sean intencionales sobre el proceso de cambiar el mundo. Cada ser humano tiene la habilidad de impactar al mundo, a veces por hacer algo básico como votar en las eleciones, ser voluntario en su organización local o hablar con la población local sobre asuntos importantes en su comunidad. Sin embargo, pienso que hay una urgencia especial para los jóvenes de hoy a dirigirse a los desafíos del mundo. Este es el mundo que van a heredar en las próximas décadas: van a ser los líderes, van a tomar las decisiones, y ya, por supuesto, están influyendo el futuro. De una manera, la generación entera tiene que actuar ahora mismo. Si hablamos de decisiones sobre la ecología, la economía, derechos de mujeres, igualdad racial o lo demás, hay un espacio que está llenando por las voces de ellos. No importa que carrera profesional ellos seleccionen, los jóvenes pronto van a descubrir que este es el momento para impactar la justicia social y mostrar como resolver los problemas que nos presentan hoy en día.

0 New comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.