Post Image

Como una voluntaria de Bread for the City está combatiendo la violencia doméstica

En 2015, Allie cursó el entrenamiento pro bono para abogados de Bread for the City, donde quedó impresionada debido al tiempo invertido que los abogados de Bread  le otorgaban a las clientes que habían experimentado traumas por violencia doméstica. “Supe entonces que el equipo legal de Bread’ realmente toma en serio el servicio centrado en el cliente y le dan prioridad”, ella recuerda.

Allie ya contaba con experiencia previa en el ámbito de la ley familiar, debido a su trabajo como abogada de ayuda legal en Virginia. Entendía completamente el valor de los servicios legales que Bread for the City ofrecía. Inspirada por el trabajo de la organización, comenzó a representar a víctimas de violencia doméstica en casos de protección civil en la Corte Superior de DC.

“Serví a muchas mujeres, a veces con hijos pequeños, que fueron abusadas por novios o ex-novios y luchaban por obtener una orden de restricción de la Corte para que el abusador estuviera alejado de ellas y de sus hijos. Estudios han mostrado que obtener una orden civil de protección es una de las formas más efectivas para culminar la victimización. Como parte de este procedimiento, la Corte puede expedir órdenes temporales de la custodia de los niños y manutención,  y puede ordenar al abusado a mudarse fuera del hogar, si todavía el agresor y la víctima se encuentran viviendo juntos. Desde mi punto de vista, este es un tipo de trabajo legal que generalmente no requiere muchos recursos, pero puede tener un gran impacto en la vida de estas mujeres.”

A pesar de los años trabajando como litigadora federal  y asistente legal, antes de convertirse en voluntaria en Bread for the City, Allie no estaba muy familiarizada con la Corte Superior de DC y sus procedimientos. Para aprender más de dichos procedimientos,  puso su confianza en los abogados especializados en ley familiar de Bread for the City, especialmente en Tracy Davis y Emily Petrino,  quienes estuvieron ahí en cada paso del camino.  “Las abogadas con las que he trabajado  – Tracy Davis y Emily Petrino – son muy responsables y están dispuestas a ayudar en cada aspecto necesario. Ha sido un placer haber trabajado con ellas.”

Allie realmente admira la misión de Bread for the City,  sabe lo importante de poder ayudar a los residentes de bajos recursos a desarrollarse para determinar el futuro de sus propias comunidades. “Me siento privilegiada por ser parte de la comunidad de Bread for the City, especialmente como voluntaria. Estoy aprendiendo a escuchar mejor.”

Allie motiva a las personas interesadas en convertirse voluntarios de Bread for the City, y aconseja a los recién llegados de no tener miedo de hacer preguntas al equipo experto de Bread,  “Anímate a ser un novato, y disfrute el proceso de aprender cosas nuevas.”

Gracias por tu servicio, Allie!

0 New comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.